Esta tienda utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación y ofrecerle contenidos de interés.
Visitar nuestra tienda online con la configuración de su navegador ajustada para permitir la aceptación de cookies nos confirma que usted presta su consentimiento a nuestra utilización de las cookies y de cualesquiera otras tecnologías que utilicemos para proporcionarle nuestros servicios del modo descrito en este aviso y en nuestra Política de Privacidad.

Aceite Esencial de Poleo

Aceite Esencial de Poleo BIO Ver más grande

Aceite Esencial de Poleo

Nuevo producto

4,60€

Más

Por sus propiedades, el poleo pueden aplicarse tanto para uso externo como para uso interno.

En lo que al uso interno se refiere, el poleo es conocido principalmente por sus propiedades beneficiosas para el aparato digestivo. Entre dichas propiedades destacan las siguientes:

Carminativas: ayuda a expulsar el exceso de gases en el intestino.

Estomacales: propiedades antiespasmódicas que ayudan a calmar el estómago.

Coleréticas: estimula el hígado para que aumente la secreción de bilis. Aunque, al mismo tiempo, posee componentes que pueden dañar al hígado, por lo que se recomienda un consumo prudente.

Por alto contenido en mentol, también se emplea en afecciones relacionadas con el aparato respiratorio. Por ejemplo, aumenta la capacidad de sudoración, por lo que en casos de gripe y del resfriado es bastante beneficioso, puesto que ayuda a bajar la fiebre que suele venir asociada a estos procesos. Al mismo tiempo, sirve para combatir el dolor por su contenido de salicílico, principio básico de la aspirina.

De igual forma, se trata de un expectorante que ayuda a disolver las mucosidades de los bronquios y facilita su expulsión. Por lo que es aconsejable su uso en el caso de bronquitis.

Sus propiedades anticoagulantes hacen que el poleo sea útil para combatir el mal de altura, debido a su capacidad para mejorar la circulación sanguínea. Precisamente, este hecho hace que se utilice también en casos de menstruaciones difíciles.

Posee propiedades calmantes y ha dado resultados satisfactorios en el tratamiento de dolores de articulaciones producidos por enfermedades de carácter reumático, como la artritis reumatoide.

Uso externo del poleo

Quizá menos conocido pero no por ello menos eficaz. El poleo tiene propiedades astringentes y antibacterianas, por lo que mezclado con un aceite base y aplicado sobre la piel se convierte en un remedio adecuado para las picaduras de insectos, picores, heridas y eccemas.

FICHA TÉCNICA

Nombre: Aceite Esencial de Poleo 

INCI: Mentha Pulegium Herb Oil

CAS N°: 8013-99-8 / 90064-00-9

EINECS/ELINCS N°: 290-061-1

Aceite certificado de conformidad con el sistema de control de la agricultura ecológica.

Aspecto: Liquido transparente, de amarillo a amarillo pálido.

Olor: Característico, mentolado, amargo, fuerte.

Rotación relativa a 20°C: 0,930 – 0,944

Índice de refracción a 20°C: 1,480 - 1,488

Rotación óptica a 20°C: (+18º/ -25º)

Punto de inflamación: 75ºC

Este aceite esencial contiene los siguientes componentes regulados por IFRA:

Nombre                               CAS                     % en el Producto

Limonene                         138-86-3                          <1 %

Los datos expresados en esta información, reproducen los facilitados por nuestro proveedor.

Reseñas

Escribe tu opinión

Aceite Esencial de Poleo

Aceite Esencial de Poleo

Nota media-alta. Combina con geranio, romero, lavandín, salvia y citronela.

24 productos más en la misma categoría: