Esta tienda utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación y ofrecerle contenidos de interés.
Visitar nuestra tienda online con la configuración de su navegador ajustada para permitir la aceptación de cookies nos confirma que usted presta su consentimiento a nuestra utilización de las cookies y de cualesquiera otras tecnologías que utilicemos para proporcionarle nuestros servicios del modo descrito en este aviso y en nuestra Política de Privacidad.

Aceite Esencial de Lavanda

Aceite Esencial de Lavanda Ecocertificable Ver más grande

Aceite Esencial de Lavanda

Nuevo producto

6,25€

Más

Es uno de los pocos aceites esenciales, junto con el de árbol de té, que puede aplicarse directamente sobre la piel sin diluir. Apropiado para todo tipo de pieles.

Tiene acción calmante, equilibradora, cicatrizante, antiséptica y es apropiado para todo tipo de pieles, desde las juveniles, grasas, impuras o con acné hasta las secas, maduras o con problemas particulares.  En casos de picaduras de insectos o quemaduras se puede aplicar delicadamente sobre la piel una o dos gotas de aceite esencial. Combate la alopecia e irritación del cuero cabelludo, el envejecimiento de la piel, disminuye estrías, quemadas, rasguños, picaduras de insecto, mordiscos de animales, heridas e infecciones de la piel.

Propiedades del Aceite esencial de Lavanda:

Antiséptica: Está ampliamente demostrada la capacidad del aceite esencial de lavanda para enfrentarse a virus y bacterias, y por lo tanto a infecciones de todo tipo. Puede servirnos perfectamente para tratar infecciones de la piel, pero también para problemas de otra índole relacionados con virus y bacterias.

Sedante: La fama del aceite esencial de lavanda como magnífico relajante se extiende hasta las civilizaciones más antiguas, que ya la utilizaban en baños e inhalaciones para aliviar síntomas de nerviosismo, depresión o insomnio.

Analgésica: El aceite esencial de lavanda tiene la capacidad de reducir el dolor y la inflamación, especialmente cuando se trata de afecciones dermatológicas, dolores musculares o contusiones.

Antiespasmódica: Su poderoso efecto antiespasmódico resulta particularmente útil en caso de infecciones leves de garganta y bronquios.

Antiinflamatoria: Junto con el aceite esencial de árbol del té y el de manzanilla, la acción antiinflamatoria del aceite esencial de lavanda reduce y alivia cualquier síntoma provocado por infección, contusión o congestión sanguínea.

Regeneradora: Esta esencia nos ayudará a mantener la piel en un estado óptimo y a regenerar cualquier zona dañada por quemaduras, anomalías de la piel, acné, dermatitis o envejecimiento prematuro.

Usos del Aceite esencial de Lavanda:

Acné: El aceite esencial de lavanda nos ayuda a desinfectar las zonas congestionadas, a depurar la circulación sanguínea y linfática y a reducir el dolor y la inflamación causadas por esta afección de la piel.

Heridas y quemaduras leves: Tanto para regenerar como para desinfectar una herida o quemadura, utilizar unas gotas de esta esencia directamente sobre la zona dañada.

Varicela: La lavanda es un remedio natural efectivo para la varicela, para aliviar los picores y el escozor que causan las vesículas y reducir el tiempo de desarrollo de la enfermedad.

Baños de lavanda: Cada vez que nos hagamos un baño relajante o un tratamiento de spa casero, podemos desinfectar el cuerpo y la mente añadiendo 10 gotas de aceite esencial de lavanda al agua. Su agradable fragancia proporciona relajación.

Desodorante: Puesto que tiene un aroma tan agradable, podemos sustituir nuestro desodorante habitual (especialmente si contiene sustancias tóxicas) por una mezcla de aceites vegetales añadiendo unas gotas de aceite esencial de lavanda que mantendrá su fragancia en nuestro cuerpo proporcionándonos una agradable sensación de frescor.

Hacer baños de vapor: Inhalaciones con aceite esencial de lavanda ayudan a expectorar y a relajar el sistema respiratorio en catarros y bronquitis. También se pueden añadir unas gotas a un humidificador ambiental o en la almohada. Eficaz en caso de  ataques de tos compulsiva.

Bebés y Niños: Remedios naturales efectivo para calmar el nerviosismo de un bebé o niño es añadir una gota de lavanda en la almohada donde vaya a dormir, su agradable aroma relajará la agitación acumulada durante el día.

FICHA TÉCNICA

Nombre: Aceite Esencial de Lavanda

CAS N°: 8000-28-0 / 90063-37-9

EINECS/ELINCS 289-995-2

N°: INCI: Lavandula Angustifolia Oil

Aspecto: Liquido transparente, desde incoloro a amarillo pálido.

Olor: Característico, fresco, herbáceo.

Características Físicas:

DENSIDAD RELATIVA 20° C: 0.878 - 0.910

ÍNDICE DE REFRACCIÓN 20° C: 1.455 - 1.468

ROTACIÓN ÓPTICA: (-12% / +2%)

PUNTO DE INFLAMACIÓN: 65° C 

ACEITE ESENCIAL DE LAVANDA contiene los siguientes alérgenos:

Sustancia       % en el Producto

D-Limoneno          < 0,6 %

Citral                    <0,14 %

Geraniol               <0,02 %

Los datos expresados en esta información, reproducen los facilitados por nuestro proveedor.

Reseñas

Escribe tu opinión

Aceite Esencial de Lavanda

Aceite Esencial de Lavanda

Nota alta. combina con bergamota, salvia, citronela, geranio, jazmín, limón, mandarina, naranja, palmarosa, pino, romero e ylang ylang.

Los clientes que compraron este producto también han comprado...

24 productos más en la misma categoría: